Fisioterapia en personas mayores: rehabilitar cuerpo y mente

La fisioterapia en personas mayores sirve para hacer que la vejez se lleve de la mejor forma posible, prolongando la autonomía por más tiempo.

Al aplicar fisioterapia a un mayor no solo nos enfocaremos en lo terapéutico, sino también en la prevención y orientación para lograr una mejor calidad de vida.

La fisioterapia en geriatría suele emplearse en personas que superan los 65 años y tiene tres funciones: la primera es la preventiva, en la cual se intenta que la persona mayor tenga más capacidad motora y de orientación, por tanto, mayor independencia.

La segunda función es diagnóstica, que es usada para evaluar alguna lesión, dolor o identificar algún tipo de limitación.

Por último, se encuentra la misión tradicional de la fisio, por la cual es empleada en la rehabilitación para tratar alguna lesión o por tratamiento después de una cirugía.

Qué es la fisioterapia en personas mayores

Es una terapia física, cuya finalidad es el tratamiento y la rehabilitación de alguna parte del cuerpo.

Hay personas que piensan que solo se utiliza para rehabilitar, pero también es empleada en la prevención y en el tratamiento de enfermedades degenerativas como el Parkinson, la artritis, la artrosis, el Alzheimer o la demencia, entre otras.

Cuando la fisioterapia se aplica de manera correcta, se puede obtener un buen estado físico, no importa si el paciente está sano o presenta alguna lesión que genere cualquier tipo de impedimento físico.

Las maneras de acceder a este tipo de tratamiento pueden ser acudiendo a centros especializados o recibiéndolo a domicilio.

Cuando un paciente asiste a sesiones de fisioterapia, lo primero que hace el fisioterapeuta es evaluar su condición.

Esta servirá como base para establecer un plan de tratamiento que ayudará a la persona mayor a recuperar su autonomía y funcionalidad.

Beneficios de la fisioterapia en personas mayores

A pesar de la gran utilidad que es la fisioterapia en personas mayores, muchas veces estas son reacias a recibirla porque piensan que no la necesitan.

Es probable que eso se deba a que no entiendan los beneficios que pueden obtener a cambio. Estos beneficios son los siguientes:

  • Reduce el dolor producido por enfermedades como la osteoporosis o la artrosis.
  • Permite mayor movilidad o encausar la marcha, logrando que tenga autonomía para andar o moverse.
  • Mejora de las articulaciones, tanto a nivel funcional como de sensibilidad.
  • La fuerza muscular perdida se mejora con tratamiento de fisioterapia, se vuelve más flexible.
  • Alivia molestias crónicas generadas por enfermedades y ayuda a evitar problemas cardiovasculares o circulatorios.
  • A través de ejercicios respiratorios se alivia la sensación de cansancio.
  • El estado de ánimo mejora porque la persona mayor empieza a sentirse bien, incluso reduce el estrés, la ansiedad y se duerme mejor. Además, al ver mejoría en sus capacidades y autonomía, su autoestima aumenta.
  • Mejora la capacidad cognitiva realizando trabajo de coordinación e incluso de concentración

beneficios de la fisioterapia

Ejercicios de fisioterapia en personas mayores

Cuando la persona mayor practica ejercicios físicos, su salud mejora, porque se estará estimulando no solo huesos y músculos, sino todo el organismo, notando mejoría en el sistema cardio circulatorio, endocrino, metabólico y respiratorio, entre otros.

Sin embargo, cuando se practiquen, será necesario cumplir un período de adaptación a ellos y de descansos.

Los ejercicios recomendados son de tipo aeróbicos, pero de bajo impacto, como son caminar, nadar, etc.

Realizar ejercicios de equilibrio, fuerza muscular, masa esquelética y entrenar la resistencia muscular. Estos ejercicios pueden complementarse con materiales como:

  • Pelota de pilates. Mejora la postura, tonifica los músculos, aumenta la fuerza y la agilidad.
  • Mancuernas. Con unas de poco peso se trabaja la resistencia y la fuerza.
  • Bandas elásticas. El uso de ellas mejora el nivel de funcionalidad.
  • Pedales estáticos. Con ellos se logra mayor flexibilidad, coordinación y mejora el sistema cardiovascular.

La utilización de estos materiales en la fisioterapia de personas mayores contribuirá a prevenir, frenar y aumentar sus funcionalidades básicas.

→ En Mayoralia disponemos de cuidadores especializados, si requiere de servicios de cuidados a domicilio no dude en contactarnos en el 910 059 572 o mediante correo electrónico info@mayoralia.es