Cómo lidiar con enfermedades crónicas en personas mayores

A medida que las personas envejecen, aumenta la probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión, la artritis y enfermedades cardíacas.

Estas condiciones pueden afectar significativamente la calidad de vida de las personas mayores y requerir un cuidado especializado.

En este artículo, exploraremos estrategias prácticas y recomendaciones para lidiar con enfermedades crónicas en personas mayores, promoviendo su bienestar y ayudándolas a llevar una vida saludable y satisfactoria.

1. Obtener un diagnóstico temprano y un plan de tratamiento

Es fundamental que las personas mayores reciban un diagnóstico temprano y establezcan un plan de tratamiento adecuado para sus enfermedades crónicas.

Esto implica consultar regularmente a médicos especialistas, seguir las indicaciones y tratamientos prescritos, y realizar los controles médicos necesarios.

Un diagnóstico temprano permite un manejo efectivo de la enfermedad y ayuda a prevenir complicaciones a largo plazo.

2. Educarse sobre la enfermedad

Tanto los pacientes como sus cuidadores deben buscar información y educarse sobre la enfermedad crónica en cuestión.

Comprender los síntomas, los factores desencadenantes, los posibles efectos secundarios de los medicamentos y las medidas de autocuidado permitirá un manejo más efectivo de la enfermedad.

Consulta con el médico y busca recursos confiables para obtener información precisa.

3. Seguir un estilo de vida saludable

Adoptar un estilo de vida saludable es esencial para manejar las enfermedades crónicas en las personas mayores.

Esto incluye seguir una dieta equilibrada y nutritiva, hacer actividad física regularmente, evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol, y mantener un peso saludable.

Un estilo de vida saludable puede ayudar a controlar los síntomas, prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida en general.

4. Manejar el dolor y la incomodidad

Muchas enfermedades crónicas están acompañadas de dolor y malestar. Es importante buscar estrategias para manejar estos síntomas y mejorar el bienestar general.

Esto puede incluir la utilización de medicamentos analgésicos recetados, técnicas de relajación, terapia física y ocupacional, así como la aplicación de terapias complementarias como la acupuntura o la terapia de calor.

Consulta con profesionales de la salud para encontrar las mejores opciones para cada caso.

5. Mantener una comunicación abierta con el equipo médico

El cuidado de enfermedades crónicas en personas mayores requiere una comunicación abierta y constante con el equipo médico.

Es fundamental expresar cualquier preocupación, cambios en los síntomas o efectos secundarios de los medicamentos.

Participar activamente en la gestión de la enfermedad, hacer preguntas y buscar aclaraciones ayudará a garantizar un cuidado óptimo y una mejor comprensión de la enfermedad.

6. Establecer un sistema de apoyo

Tener un sistema de apoyo sólido es importante para las personas mayores que enfrentan enfermedades crónicas.

Esto puede incluir a familiares, amigos, grupos de apoyo, así como profesionales de la salud y cuidadores. Participar en grupos de apoyo permite compartir experiencias, obtener información adicional y recibir apoyo emocional.

Además, los cuidadores deben cuidar de su bienestar emocional para poder brindar un mejor cuidado a los pacientes.

7. Utilizar la tecnología para el cuidado

La tecnología puede ser una herramienta valiosa para el manejo de enfermedades crónicas en personas mayores.

Existen aplicaciones móviles y dispositivos de monitoreo que pueden ayudar a realizar un seguimiento de los síntomas, medicamentos y citas médicas.

Además, la telemedicina permite consultas médicas virtuales, lo que facilita el acceso a la atención médica desde el hogar.

Aprovechar estas herramientas puede hacer más cómodo y eficiente el manejo de las enfermedades crónicas.

8. Mantener una mentalidad positiva

El manejo de enfermedades crónicas puede resultar desafiante tanto para los pacientes como para sus cuidadores.

Mantener una mentalidad positiva y enfocarse en lo que se puede controlar es crucial.

Fomentar actividades y pasatiempos que generen alegría y satisfacción, así como establecer metas realistas y celebrar los logros, ayudará a mantener una actitud positiva y mejorar la calidad de vida.

9. Adaptar el entorno del hogar

El hogar debe ser adaptado para satisfacer las necesidades de las personas mayores con enfermedades crónicas.

Esto puede incluir la instalación de pasamanos, barras de agarre y alfombras antideslizantes para prevenir caídas. Asimismo, se pueden realizar ajustes en la iluminación, temperatura y organización de los espacios para facilitar el día a día y mejorar la comodidad.

→ Para más información sobre este tema hemos creado el siguiente artículo: Cómo adaptar el hogar para el cuidado de personas mayores

10. No descuidar la salud emocional

El manejo de enfermedades crónicas no solo implica el cuidado físico, sino también el cuidado emocional.

Las personas mayores pueden experimentar emociones como la ansiedad, la depresión o la frustración debido a su condición de salud.

Es importante buscar apoyo profesional, como terapeutas o consejeros, y brindar un espacio para expresar y abordar estas emociones.

→ En Mayoralia disponemos de cuidadores especializados, si requiere de servicios de cuidados a domicilio puede contactarnos en el 910 059 572 o mediante correo electrónico info@mayoralia.es